Deslumbramiento durante la conducción

Deslumbramiento por la luz solar – Factor de riesgo en la conducción

La conducción, sobretodo al amanecer y al anochecer y durante los meses de verano puede ser peligrosa, sobre todo si el sol nos da de cara. No solo puede resultar incómodo, también pone el peligro nuestra seguridad en carretera.

El deslumbramiento

Los conductores, y sobre todo los profesionales, que pasan más horas en la carretera, son uno delos colectivos más expuestos a la radiación solar, con efectos tanto para su salud visual, como para la Seguridad Vial. Cualquier conductor ha podido sufrir, en algún momento, una grave situación de riesgo por deslumbramiento mientras conducía.

Por ello entre otras cosas es recomendable  un buen mantenimiento del vehículo.

  • Llevar las lunas limpias y en buenas condiciones, (los cristales sucios, o rayados hacen que el deslumbramiento sea mayor).
  • Limpiaparabrisas en buen estado. Asegúrate de tener agua o líquido especial.
  • No limpiar el salpicadero con productos que brillen en exceso.
  • Mantener la calma.
  • Guardar la distancia de seguridad.
  • Reduce la velocidad si el exceso de luz te deslumbra.
  • En curvas y cambios de rasante circula más despacio, porque el sol puedes encontrarlo de cara de repente.
  • Si sufres una pérdida de visión repentina por la luz directa del sol mantén la trayectoria, evita frenar brusco, y disminuye la velocidad hasta recuperar la visión. 
  • Detener el coche y descansar la vista.
  • Hacer uso de los parasoles.
  • Gafas de sol homologadas que no dañen la vista.
  • Tener en cuenta la calzada y todo lo que nos podemos encontrar ella.
  • Cuidar los reflejos en el asfalto mojado.
  • Los destellos de la luz sobre el capó de otros vehículos también pueden deslumbrarnos.
  • No olvidar el sol por la espalda.
  • El sol puede reflejarse en los retrovisores, al circular en sentido contrario, puede resultar molesto, por ello antes de efectuar un cambio de dirección gira la cabeza y asegúrate de que puedes realizar la maniobra.

    Consecuencias de un deslumbramiento

    A través de los párpados o la contracción de la pupila, tendemos a protegernos del sol, pero puede que no sea suficiente para enfrentarse a la radiación solar traducida en rayos ultravioletas y rayos infrarrojos. Hay otros factores que influyen en el deslumbramiento como el entorno, la época del año y hora y la edad.

    Atropellos, colisión por alcance, salida de vía, riesgo a la salida de un túnel o paso inferior, y otras situaciones derivadas de la falta de visión o por un deslumbramiento directo de la luz solar, pueden evitarse.

    No se puede dejar de observar la carretera, por ningún motivo, tampoco para buscar en la guantera las gafas que se precisen y menos en el momento que las buscamos como consecuencia de un deslumbramiento.

    · Cuidar y revisar nuestros ojos para poder ver y conducir con absoluta seguridad