Viajar en moto es diferente

Los apasionados de la moto, disfrutáis de la carretera de una forma diferente.  Disfrutáis no solo de la carretera, sino también del viaje, el paisaje, del resto de moteros y de la adrenalina que produce subirse a una moto.

No es propio de un motero el olvidar revisar la moto antes de una salida importante.  El buen motero revisa su moto, y prepara con tiempo el viaje.  Además dispone y distribuye el equipaje dividiendo la carga en tan poco espacio.  Por supuesto, nunca olvidan llevar el casco homologado y la ropa adecuada con protecciones.

El riesgo de circular en moto es mayor que si lo hacemos en un vehículo, por eso para evitar cualquier tipo de accidente, multas y peligro en el viaje, nada de alcohol, o drogas. Uno y otro continúan en nuestro organismo horas, y en el caso de drogas hasta días. Respetar la carretera, sus señalizaciones y las normas de circulación, es la mejor forma de una conducción más segura.

Disfruta de la moto.  Respetando la carretera, las normas de Tráfico, y al resto de usuarios, y tendrás un viaje más placentero.

 Cómo circular en moto

  • Conducir siempre con precaución, respetando los límites de velocidad, y las señalizaciones. Guarda siempre la distancia de seguridad.
  • Evita circular en el ángulo muerto del retrovisor exterior del vehículo que nos precede.  Te arriesgas a que cambie de dirección de repente sin haberte visto.
  • Tener buena visión del entorno para detectar posibles peligros. Cuidado con los semáforos, cruces, e intersecciones, rotondas, no des por buena la preferencia, reduce la velocidad si es preciso, al acercarte, para controlar la situación.
  • No adelantes nunca por la derecha, pueden girar sin vernos y crear situación de peligro.
  • Si circulas entre dos filas de vehículos, hazlo solamente cuando estén parados o circulen a muy baja velocidad.  Aunque está permitido, siempre podrán multarte por no respetar la distancia de adelantamiento o por hacerlo por la derecha de uno de los vehículos.
  • Lleva la equipación adecuada. Casco integral, chaqueta con protección, guantes, calzado fuerte bien ajustado, y evitaras lesiones graves en caso de caída, aunque la velocidad sea escasa. La ropa y equipamiento de la moto debe llevar material reflectante especial para la conducción nocturna.
  • Prevé las condiciones del camino con antelación, pintura de señalización, tapas de alcantarillado, desperfectos del asfaltado, juntas, bordillos o separadores de carriles, pavimento mojado o con tierra, grietas en la calzada, … y toma las medidas adecuadas.
  • Conduce en todo momento con las dos manos en el volante, regula bien los retrovisores y tendrás mayor campo visual.
  • Verifica el alumbrado, posición, cruce o cortas, carretera o largas, intermitentes, luz de matrícula, ver y ser visto es esencial para circular en moto. Recordar que siempre que estemos en poblado hay que utilizar la luz de cruce, en el resto de casos con la de carretera.
  • En conducción nocturna fíjate en las marcas viales, horizontales o verticales.  No mires directamente a las luces del resto de vehículos, evita ser deslumbrado.  En caso de deslumbramiento busca el margen derecho de la carretera y disminuye la velocidad todo lo posible hasta que pase el efecto.

En viajes largos

  • Revisa la moto.  No te quedes solo con las revisiones periódicas.  Ante un viaje largo es recomendable revisar nuevamente por precaución.
  • Planifica la ruta.  Verifica antes de salir que kilómetros recorrerás, situación de la carretera, donde podrás repostar, y en que puntos encontrarás zonas para descansar y comer.
  • Distribuye el equipaje de forma que el peso quede igualado en ambos laterales, y sujétalo correctamente.
  • Para de vez en cuando. Si circulas por la noche, efectúa las paradas más frecuentemente.  Es mejor descansar y desentumecer los músculos, la noche hace que vayas más concentrado y te fatigues más.